Trabajo Práctico Nro. 3. Bocetos sobre la mesa.

12/03/2019


En el contexto de nuestra próxima clase cada equipo trabajará, en vivo y en directo, con los materiales que formarán parte de sus producciones. Porque los Datos Sonoros irán cobrando vida a partir de las ideas proyectadas. Pues bien, ahora llegó el momento de amasar los Guiones. Parados desde la instancia en la que nos encontremos, cada grupo irá construyendo y engordando esa mítica hoja de ruta tan maltratada por el periodismo. Ese mapa mágico de ideas en donde los caminos pueden alargarse o acortarse sin avisar. Viviremos una experiencia de desnudez total.

El eterno boceto, el permanente borrador de los guiones oficiales, se plasmará por escrito como consigna del Trabajo Practico Nro. 3 y será desarrollado en clase con los elementos que podamos poner sobre la mesa. Además, entraremos al Estudio de Grabación para llevarnos en un Pen Drive las primeras pruebas sonoras de cómo serán nuestras producciones. Haremos sonidos con los primeros borradores para saber por dónde van nuestras ideas. Analizaremos los procesos de los distintos equipos, trabajando en privado y también en público, para que todos aprendamos de los barullos creativos de nuestros colegas.

Deben arribar a nuestro querido LabSo con los siguientes elementos:

  • Investigación plasmada (esa que nos eriza la piel)
  • Sonidos (concretos y futuros)
  • Convicción para entrar al estudio de grabación (la misma que se usa para entrar a la cancha)
  • Ideas (todas… y si son imposibles, mejor).

El viernes 15/03 sabremos en qué tramo del río estamos navegando. Iremos conociendo esas nobles carillas que se exponen hasta último momento a nuestras faltas de respeto. Para esta etapa, hasta las servilletas cobran valor. Es necesario que traigan todo al aula, lo prolijo y lo desastroso, lo importante y lo dudoso. Necesitamos tomar contacto sensorial con la historia que abordaremos. Todo cuenta a la hora de trazar con pasión las coordenadas conceptuales de nuestros trabajos. Recuerden: un buen guionista es sencillamente el cartógrafo de la mente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *